viernes, 23 de noviembre de 2012

Mar Rojo 2

Hoy estamos arriba a las 6,00 horas, el barco sale del puerto a la misma hora en dirección al estrecho de Tirán. Tomamos un desayuno ligero y seguidamente el briefing, como es la primera inmersión necesitamos montar todo el equipo y chequerarlo: Bucearemos con nitrox 32 % toda la semana (ciertamente es otra historia, cuando se hacen tantas inmersiones, menos cansado y no vamos pensando en entrar en deco). El barco fondea en el primer arrecife Gordon Reef, nos preparamos y ya tenemos ansia de meternos, hacemos dos grupos, cada uno con un guía, y comenzamos la primera inmersión. El descenso despacio porque estamos todos con los oídos algo durillos, nos quitamos mocos y demás y para abajo. A partir de esta inmersión todas serán con corriente, a veces a favor y otras en contra. El agua está a 27º , mas caliente que en superficie, que buena (pero yo con el semiseco) controlamos la flotabilidad para hacer cambios en la placa, me meto 8 kg. , voy con la placa de aluminio, el semiseco, botellas de aluminio y la densidad del agua que es bastante alta. Corriente, corales , alcionarios, vida pequeña de arrecife, tortugas ....... muy bonito para calentar. Subimos al barco y nos espera un suculento desayuno, y a darnos una siesta. El segundo buceo es a las 10 h. y lo hacemos en Thomas Reef, muy parecido al anterior y con la vida característica de esta zona, vemos un tiburón punta blanca. Terminamos la inmersión y a comer, nos preparan un buen buffet, que rico está todo, el cocinero es un máquina. Para variar nos pegamos una siesta y a las 3 tenemos la tercera inmersión, esta vez vamos a Wood House Reef a tirarnos en el azul para ver los tiburones martillo. Noto que la gente está un poquito apretada, ya que hay mucha corriente y nos tiraremos en mar abierto sin referencia alguna, el fondo tiene solo 1000 metros ¡ Achoooo! , vamos lo que viene llamándose el Azul, y para acompañarnos, como esta al otro lado del arrecife, tenemos un poco de mar.
Todos al agua y vamos dejandonos llevar por la corriente, me quedo el ultimo y soy el único que veré a un martillo, el resto de la inmersión muy expectantes pero no aparece ninguno. Para finalizar la inmersión nos dirigimos a la pared del arrecife para ver algo y hacer la parada. De nuevo en el barco, nos espera una merienda en plan picoteo, y enseguida estamos preparándonos para hacer la primera nocturna, es emocionante, con el agua limpia , caliente , sin corriente, que bueno. Lo mas bonito los pólipos de los corales y los peces león dando el follón. Bien como estamos un poco desganados , la cena está servida , le damos cuenta y ya relax en el fly con una copita  para acabar el día que llevamos tan ajetreado. A descansar que mañana a las 5,00 hay que estar arriba.