martes, 11 de octubre de 2011

Esqui de Travesía 2 , Como vestirnos

COMO VESTIRNOS

Cuando estamos en el medio natural debemos proteger el cuerpo contra el frío, agua, nieve, viento o la humedad y, además, intentar que esa protección sea duradera.

No hay diferencia con respecto a cualquier salida invernal pero lo vamos a recordar.

No olvidaremos que para vestirnos lo haremos como las “cebollas”, es decir con varias capas.

ROPA INTERIOR

La ropa interior es, si no la más importante del sistema de vestimenta por capas, una de las más importantes.
Las prendas interiores son las que van en contacto con la piel, la mantienen seca evacuando la transpiración, y pueden almacenar una fina capa de aire calentado por el cuerpo.

Si son capaces de mantener este calor se les denomina “fibras calientes” o “fibras frías” en caso contrario. Están fabricadas normalmente en propileno y poliéster. Se emplean en todas las disciplinas deportivas por sus buenas prestaciones y poco peso.

 Debemos evitar cualquier prenda de algodón ya que una vez húmeda es muy difícil secarla e iremos siempre mojados con el peligro que supone, perdida de calorías y enfriamiento.

Llevando esta capa confortable tendremos una sensación agradable de confort físico y psicológico.
.
Esta primera capa del sistema de vestimenta para montaña, debe cumplir entre otras las siguientes condiciones.

Evacuación perfecta del sudor y la humedad
Poder de retención del calor si es para ropa interior térmica.
Permeable al aire
Agradable al tacto y antialérgica
Fácil de lavar y secar

Las prendas que usaremos serán: Calcetas, slips largos o cortos, camiseta y guantes.


ROPA INTERMEDIA O CALIENTE

Esta es la capa de vestimenta intermedia, la que va entre el Gore® y la ropa interior. Su función principal consiste en retener el calor generado por el cuerpo e impedir el enfriamiento del mismo favoreciendo al mismo tiempo la evacuación de la humedad.

No tiene como misión calentar, sino retener el calor que es algo muy distinto. Retener el calor generado por el cuerpo es lo que intenta por todos los medios el sistema de vestimenta multi capa, ya sea expulsando la humedad, impidiendo la entrada del viento y el agua o (en el caso de la segunda capa) rodeando el cuerpo de un aislante que conserve la temperatura.
Las más usadas son:
Forros Polares
Prendas rellenas de fibras artificiales
Prendas rellenas de pluma duvet.
El forro polar  es la más utilizada y la imprescindible, por las características que se citan, en la vestimenta actual del esquiador de montaña.
  • Un poder de retención del calor optimo
  • Una magnífica evacuación del vapor de agua.
  • Permeable al viento y secado rápido
  • Peso y volumen muy pequeño
  • Repelencia al agua
  • Gran resistencia a las influencias mecánicas

Esta capa es térmicamente, la más aislante. Puede estar formada por bastantes prendas, estas son las más usuales:
Forro polar o fleece gruesos, delgados y de diversos tipos
Prendas rellenas de plumas
Prendas rellenas de fibra
Su función principal consiste en retener el calor generado por el cuerpo e impedir el enfriamiento del mismo favoreciendo al mismo tiempo la evacuación de la humedad.
No tiene como función calentar sino retener el calor que es algo muy distinto.
Pantalón de fibra tipo malla o bien de forro polar 100/200
Suéter de forro polar 200/300 o tejidos nuevos que además cortan el viento
Guantes de forro polar.


ROPA EXTERIOR PROTECCION CONTRA LOS ELEMENTOS
Traje sin relleno (ya que si se mojan son difíciles de secar), ligeros en Gore o en materiales con prestaciones similares.
Su función es la de aislar al esquiador al máximo de la lluvia, nieve y del viento, para impedir que pierda el calor generado por el cuerpo y retenido por las demás capas.
Chaqueta con capucha, pantalón, gorro y guantes de GoreTex o similares características.
Además no olvidaremos las gafas y la crema solar con un alto grado de protección.